Inauguramos el “Parterre de la Inmortalidad”, acción incluida en el plan de adaptación del Jardín Histórico a la emergencia climática.

PARC SAMA PARTERRE AALOE VERA

El agua es un factor crítico para la conservación del paisaje y la biodiversidad, el parque quiere aprovechar su edad, 143 años, para advertirnos de la necesidad de cambiar para luchar contra el cambio climático, queremos ayudar a concienciar al visitante de la necesidad de realizar pequeños cambios cotidianos para preservar la biodiversidad que dejaremos a las futuras generaciones;  vemos a nuestros visitantes como agentes activos fundamentales en el legado contemporáneo de este jardín con memoria.

El 19 de marzo, día de San José y día del Padre, hemos inaugurado el ‘Parterre de la Inmortalidad’, ubicado delante del edificio de las Caballerizas en la zona de jardín de estilo francés. Esta acción está incluida en el plan de adaptación del Jardín Histórico a la emergencia climática. La nueva área está formada por 4.000 plantas de Aloe Vera ecológico, que han sido seleccionadas por un productor profesional y se han plantado en el Jardín Histórico durante la primera quincena de marzo.

El Parc Samà de Cambrils se construyó en 1881, durante sus 143 años el parque, un paisaje vivo, ha sido testigo de la historia, la cultura, y también de las variaciones meteorológicas a lo largo del tiempo. En los últimos veinte años, el descenso de las precipitaciones, la mejorable gestión del agua, y el aumento de la temperatura en la zona, han afectado duramente a la Costa Daurada y se han convertido en auténticos retos para la preservación de la biodiversidad.

En este contexto, la elección de esta especie se ha basado en la capacidad Aloe vera para vivir en diferentes condiciones de estrés como la falta de agua o la variación de temperaturas, ya que las plantas suculentas han desarrollado tejidos para almacenar agua dentro de sus células y sobrevivir largos períodos de sequía.

El proyecto del ‘Parterre de la Inmortalidad’ contempla un programa de concienciación del visitante en la necesidad de protección de la biodiversidad, con la voluntad de convertirlo en un agente activo fundamental en el legado contemporáneo de este jardín con memoria.

Desde el año 1992 el Parc Samà ha sido reconocido como jardín histórico protegido como Bien de Interés Cultural (BIC), sus gestores lo han sumado al Itinerario Europeo de Jardines Históricos, también está adherido a la Alianza de Jardines Botánicos contra el cambio climático, red promovida por el Royal Botanic Gardens Victoria de Australia, todas estas figuras y alianzas le permiten intercambios de buenas prácticas y conocimiento, y le otorgan un importante papel como herramienta educativa y de divulgación para la protección ambiental.

El Aloe, la planta de la inmortalidad

La denominación como ‘Parterre de la Inmortalidad’ se debe a varios factores. ‘Parterre’ es una palabra de origen francés, y su objetivo es desarrollar “compartimentos ordenados”; este ‘Parterre de la Inmortalidad’ está ubicado en la parte del Parc Samà inspirada en los jardines franceses, basados en la simetría, y es la zona que está delante del Palacio (orientación Cambrils), articulada por un paseo de Platanus Hispánica, y compuesta por tres parterres de palmáceas con presencia simbólica de árboles singulares, entre ellos un roble (Quercus robur) de porte majestuoso que supera los 20 metros de altura, y un parterre de Lavanda, recién plantado este año.

El Aloe Vera es conocido como la planta de la Inmortalidad, las plantas del género Aloe han sido utilizadas desde la antigüedad en la medicina tradicional de varios países, la medicina china fue la primera en usar el áloe y se refería a él como la ‘Planta de la Inmortalidad’. El zumo de Aloe Vera y sus efectos están ya descritos en el Papiro de Ebers (1.500 a. C.). El Aloe Vera actúa como desintoxicante, depurativo, digestivo, bactericida, regenerador celular, antiséptico, antiinflamatorio, analgésico, antiviral, inhibidor del dolor, anticoagulante, estimulador del sistema inmune; a nivel tópico tiene propiedades hidratantes, calmantes y regenerantes.