EN EL PARC SAMÀ MARCAMOS LA DIFERENCIA

Desde siempre, en el Parc Samà hemos hecho una apuesta por la vida silvestre y la conservación de la biodiversidad.

Nuestra contribución activa a la fauna ornitológica marca la diferencia; y como decía la prestigiosa etóloga Jane Goodall:

lo que haces marca la diferencia, pero tienes que decidir qué tipo de diferencia quieres marcar”

A demás de la colocación de diez cajas nido para páridos este invierno, del anillamiento realizado por expertos ornitólogos para un seguimiento de las aves capturadas que nos ayudan a su protección y de nuestras tareas de sensibilización medioambiental a edades tempranas, esta primavera estamos haciendo junto con nuestro ambientalista de cabecera, Pep Aguadé, la observación de la pareja de cernícalo vulgar Falco tinnunculus que sabemos anida en el parque desde hace tres años. Pep investiga y fotografía con delicadeza la actividad de los progenitores que nos sirve para recabar valiosa información de su prole y así conocer la evolución de esta familia.

Cernícalo vulgar Falco tinnunculus en Parc Samà. Fotografía de Pep Aguadé.

También Pep, nos ayuda a identificar asentamientos de otras aves silvestres registradas esta primavera en el parque; a través de las fotografías de sus nidos sabemos de su presencia, su localización, de la actividad propia de la especie, así como de sus hábitos de comportamiento. Aves como las grajas, cuervos, (oportunistas especializados como se observa en la fotografía adjunta de una pareja de grajas en un nido de cotorras), oropéndolas, currucas capirotadas, picapinos verde y también mochuelos, hacen sus nidos esta primavera en el Parc Samà y estamos encantados de tenerlos con nosotros.

Una vez más, en el Parc Samà marcamos la diferencia.

Fotografía de una pareja de grajas en un nido de cotorras, en Parc Samà. Fotografía de Pep Aguadé.